«Seis de cada diez enfermos ya obtuvieron el alta médica»

La prensa de diferentes provincias de todo el país se hizo eco de lo conseguido en Tierra del Fuego hasta el momento en la lucha por evitar y contener la propagación del COVID-19, cuyas estadísticas son por lo menos alentadoras, a pesar que queda mucho por hacer todavía ya que el distrito aún se encuentra en el grupo de provincias consideradas de riesgo.

El parte epidemiológico provincial emitido anoche ratificó que un 58,47% de las personas a las que se les diagnosticó coronavirus se ha recuperado, porcentaje que prácticamente duplica la cifra a nivel nacional que actualmente es de un 29%.

Esto incluso fue reconocido desde la Agencia nacional de noticias Télam que en un informe periodístico ratificó que «seis de cada diez enfermos de coronavirus en la provincia de Tierra del Fuego ya obtuvieron el alta médica, una proporción que duplica la tasa nacional y que según expertos y funcionarios gubernamentales consultados obedece a múltiples factores que van desde la franja etaria de contagiados hasta la respuesta institucional del Estado ante la pandemia».

La agencia oficial además explica, en dichos de la ministra de Salud, Judit Di Giglio, que uno de los factores para explicar la mayor tasa de recuperación de enfermos en el distrito fue el cuidado de los grupos de riesgos desde que comenzó la pandemia.

La funcionaria señaló a esta agencia que al aislar especialmente a la población más vulnerable al virus, los contagios se produjeron «en el grupo de menor riesgo» y por eso se recuperaron con más rapidez.

En la misma línea, la ministra de Gobierno provincial, Adriana Chapperón, agregó como otro factor la «adecuada respuesta del sistema sanitario ante la pandemia, no solo por la calidad del personal sino también por el seguimiento epidemiológico de los casos».

«Pienso que son varios motivos. La edad de la población puede influir. También la cantidad de casos, que aunque son muchos en proporción a la población, no han sido tantos como para desbordar los centros sanitarios», mencionó Chapperón a Télam.

Sin embargo, la integrante del COE fueguino destacó el trabajo de «búsqueda activa» de casos realizado por el área de Epidemiología de la provincia.

«Cada vez que se diagnostica un caso, se genera un mecanismo de bloqueo. Se entrevista a todos los que han tenido contacto con el contagiado y se los aisla. También se realiza un seguimiento telefónico. No se espera que un paciente llegue a la guardia con complicaciones», indicó la especialista.

Mientras la curva de contagios en la provincia tiende a aplanarse en las últimas semanas, la de recuperados está en franco crecimiento: era del 37,8% hace 9 días, 21 puntos menos que en la actualidad, cierra el informe periodístico del que se hicieron eco medios de comunicación de diversas provincias del país.

 

A %d blogueros les gusta esto: