Tecnópolis reabre el miércoles con una variada programación

El predio ubicado en Villa Martelli, que funcionó como Parque Sanitario de julio a diciembre de este año, volverá a abrir para ofrecer actividades culturales, de ciencia, tecnología y espectáculos para toda la familia.

El parque Tecnópolis volverá a abrir sus puertas al público a partir del próximo miércoles 6 de enero, tras haber sido sede del Parque Sanitario que permitió atender a personas con cuadros leves de coronavirus (Covid-19) de la provincia de Buenos Aires entre julio y diciembre.

Urraka, El Choque Urbano, Darío Sztajnszrajber, La Arena Circo, Mariel Puyol, Milo Moya, Agustin Franzoni y Facundo Fack Nieto y el cierre musical de Bersuit Vergarabat, animarán el miércoles desde las 20 el lanzamiento de “Atardeceres en Tecnópolis” que marcará su reapertura.

Del acto con el que el predio volverá a su actividad habitual también participarán el ministro de Cultura, Tristán Bauer; el subsecretario de Gestión de Espacios y Proyectos Especiales, Martín Bonavetti; y la directora de Tecnópolis, María Rosenfeldt.

Para poder disfrutar de las diferentes actividades será necesario ingresar a la página oficial de Tecnópolis y reservar entrada para asegurarse un lugar y evitar las aglomeraciones. Además, las autoridades difundieron un protocolo de permanencia en las instalaciones del parque.

Actividades de verano

A partir del jueves 7 y hasta el 16 de febrero habrá un taller de paleoarte a cargo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y un cierre musical en la Plaza de las Banderas, donde los fines de semana se presentarán La Flauta Mágica, Laberinto Masticable, Koufequin, Anda Calabaza, Hacelo Sonar, Mariana Baggio, Bigolates de Chocote, Dúo Karma, Valor Vereda y Vuelta Canela, entre otras agrupaciones.

Los viernes se ofrecerá cine al aire libre, en un ciclo presentado en conjunto con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y Canal Encuentro, donde se verán “Gauchito Gil”, de Fernando del Castillo; “Gilda”, de Lorena Muñoz; “Los años del tiburón”, de Daniel Rosenfeld; y largometrajes de Pino Solanas restaurados por el Plan Recuperar de DAC y GOTIKA son algunos de los títulos que integran la programación.

Mientras que los sábados se presentará “El show de Zamba y Nina”, una propuesta audiovisual e interactiva y los domingos se ofrecerá “La Linterna Mágica”, un club de cine para las infancias con un show artístico con música en vivo bajo las estrellas.

La orquesta Delio Valdez será una de las bandas que volverá a tocar en el escenario de Tecnópolis

En tanto en el escenario del Arco de jueves a domingo se propondrá el Ciclo Tec Conversa con Darío Sztajnsrajber junto a invitadas e invitados especiales, shows de stand up presentados por Diego Wainstein, encuentros de improvisación y percusión, espectáculos infantiles y conciertos especiales de distintos géneros a cargo de Chango Spasiuk, La Chicana, Bruno Arias, La Delio Valdez, La Bomba de Tiempo, Santiago Vázquez y El Choque Urbano, entre otras.

En el ingreso al Parque también se exhibirá una muestra homenaje a Diego Maradona con fotografías del archivo de la Agencia Nacional de Noticias Télam y en la zona del Galpón Joven de Tecnópolis se podrá participar de talleres a cargo de representantes de la cultura juvenil (breaking, hip hop, house, locking, arte callejero, grafitti, stencil, impresión tipográfica, freestyle, beatbox y encuentros de percusión).

Aislamiento en Tecnópolis

A comienzos de abril, el Ministerio de Cultura a cargo de Tristán Bauer cedió varios pabellones del parque -incluido el espacio del estadio- para que quedaran bajo la órbita de las autoridades nacionales, provinciales y la Cruz Roja Argentina.

Allí se contruyó un centro sanitario que contó con 2.452 camas no hospitalarias destinadas a la atención de pacientes con coronavirus y síntomas leves, para evitar la saturación del sistema de salud.

Desde julio hasta los primeros días de diciembre, hubo tres camas por habitación con banda ancha a disposición y Cultura montó un cine para la recración. También cuentó con 300 duchas para uso de los pacientes, a razón de una cada 10, y un soporte de sanitarios extra por cualquier necesidad. Hubo un médico por cada 150 pacientes y una enfermera cada 50 con auxiliares de Cruz Roja.

A %d blogueros les gusta esto: