Guzmán consiguió financiamiento neto por más de $70.000 M en el bimestre pero no cancelará adelantos transitorios

Colocó este jueves $131.844 millones en cuatro letras en pesos. Así, superó la meta fijada para noviembre-diciembre de una tasa de refinanciación del 110%: obtuvo un 111,7%. Los fondos extra se utilizarán para cubrir parte del rojo primario pero no se devolverán AT al BCRA

En la última licitación del año, el Ministerio de Economía colocó este jueves $131.844 millones en cuatro letras en pesos. Así, sobrecumplió la meta autofijada para el último bimestre de obtener un 10% de financiamiento neto: el saldo fue del 11,7%, que equivale a algo más de $70.000 millones. Finalmente, los fondos extra se utilizarán en su totalidad para cubrir parte del rojo primario del período. Es decir, no se usarán para cancelar adelantos transitorios (AT) del Banco Central, como estaba previsto en caso de que el roll over bimestral superara el 110%.

Así se lo confirmaron altas fuentes de la Secretaría de Finanzas a BAE Negocios, que señalaron que el saldo neto superó los $70.000 millones. Pese a que ese financiamiento irá a cubrir el agujero fiscal del bimestre, la mayor parte del mismo fue cubierta por los $404.982 millones que la autoridad monetaria le transfirió al Tesoro en concepto de utilidades durante noviembre y diciembre.

“Con este resultado, se cumplen los objetivos fiscales y financieros postulados el pasado 2 de noviembre, con los que se apuntó a construir un puente de estabilidad que conectase con el programa económico para el año 2021, del cual la ley de Presupuesto será el pilar central”, celebró el ministro Martín Guzmán después de la operación. Y agregó que también se cumple con el compromiso de “no solicitar AT al BCRA para hacer frente a su financiamiento”.

Con todo, Economía no cumplirá con otra parte de lo anunciado en esa fecha, en el marco de una serie de medidas market friendly con la que buscó capear el momento más álgido de las presiones devaluatorias. Entonces, había informado que “cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral” (el 10% de los vencimientos) sería destinado a “reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central”. Pese a que el excedente fue del 12%, finalmente los fondos irán a fondear el rojo primario.

Las fuentes oficiales explicaron que la decisión se debió a que se cumplió el objetivo “con una leve diferencia en positivo”.

En definitiva, el resultado no será sustancialmente distinto ya que cerca del 90% del déficit récord derivado de la pandemia (de algo más de $2 billones a lo largo de 2020) fue cubierto con emisión monetaria. La señal que buscan dar Guzmán y el equipo de la Secretaría de Finanzas, liderada por Diego Bastourre, con el resultado bimestral es la de un paso en el sendero de reemplazo de la asistencia del BCRA por fondeo en el mercado. De cara a 2021, apuntan a un mix de financiamiento de 60% deuda y 40% emisión.

“En un año que a nivel internacional fue marcado por las imprevisibilidades que la pandemia trajo, y que a nivel nacional fueron potenciadas por la crisis macroeconómica que el país venía sufriendo desde abril de 2018, poder cerrar el año 2020 en los frentes presupuestario y financiero de forma consistente con lo planeado nos deja con un punto de partida en cuanto a las condiciones monetarias y fiscales para el inicio de 2021 que facilita ahondar en la construcción de previsibilidades”, planteó Guzmán.

Luego de la 40° licitación del año, el Tesoro obtuvo un saldo neto favorable de $386.730 millones en sus colocaciones de deuda pública en pesos en 2020. Desde Finanzas, destacaron que esto fue posible gracias a la reconstrucción de la curva de rendimientos en moneda local con “tasas sostenibles para el Tesoro y positivas en términos reales para los inversores”.

“La posición actual del mercado de deuda pública en pesos, al cierre del año, no es un punto de llegada sino parte del proceso que debe seguir en la misma dirección. Se trata de un camino largo y laborioso pero que es condición necesaria para desandar el sendero del bimonetarismo. En 2021 será central la continuidad de la agenda de normalización para el cumplimiento de los objetivos macroeconómicos de corto y mediano plazo”, completó el Palacio de Hacienda en un comunicado.

Licitación

En la licitación de este jueves, Finanzas recibió 337 ofertas por $130.454 millones de valor nominal, que se adjudicaron en su totalidad. En términos efectivos, el Tesoro recibió $131.844 millones. En Economía resaltaron que hubo una gran participación de inversores minoristas, con más de 163 ofertas en el tramo no competitivo.

En la nueva Letra a Descuento (Ledes) con vencimiento el 31 de marzo, se colocaron $22.864 millones a una tasa nomianl anual del 39%. Con la reapertura de la Letra ajustable por Tasa de Pases a siete días (Lepase) que vence el mismo día, se juntaron $8.936 millones al 38%. Mientras que en las Letras ajustable por inflación (Lecer) que expiran el 21 de mayo y el 13 de septiembre, se colocaron $60.360 millones y $39.684 millones a un rendimiento de CER más 0,4% y 0,9%, respectivamente.