La economía Covid y el sexto mes de recuperación

‘El Indec publicó el Emae de octubre, que mostró una mejora de 1,9% respecto a septiembre. La actividad quedó 5,1% por debajo de los niveles prepandémicos de febrero. Para noviembre se espera una nueva variación positiva.

En octubre, la actividad económica no solo logró apilar su sexto mes consecutivo de recuperación, tras el duro golpe que le propinó la Fase 1, sino que lo hizo a un ritmo más elevado que el esperado. La mejora en octubre contra septiembre fue de 1,9%, lo que casi no implicó desaceleración respecto al 2,1% logrado en el mes anterior (corregido por el Indec, ya que había sido de 1,9% también). Octubre era el mes de las dudas, para el que se esperaba un flojo desempeño. Para noviembre la expectativa es que habrá una nueva mejora.

Los datos fueron publicados por el Indec a través del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) de octubre. En la comparación interanual la caída fue de 7,4%. Pero, además, la actividad quedó 5,1% por debajo de los niveles de febrero, justo antes de que la pandemia llegara al país. La comparación con el pico de noviembre de 2017, a la salida de las elecciones legislativas, cuando Cambiemos aplicó gasto keynesiano, muestra el efecto de los sucesivos golpes que sufrió la economía local: la caída acumulada es de 12,4%.

La comparación interanual mostró una desaceleración que generó algunas lecturas negativas. En septiembre el Emae arrojó una contracción de 6,3%, mejor que la de octubre. No es que la variación intermensual sea errónea, sino que la explicación aparece por el lado de la base de comparación: septiembre del 2019 fue un pozo. Se trató de hecho, del peor mes del año pasado, por la debacle cambiaria de agosto, a la salida de las PASO, y su traspaso a precios y al salario. Octubre del 2019, en cambio, había sido un mes positivo.

Lo que se acentuó en octubre fue la desigualdad entre los desempeños de sectores. Por caso, la industria cayó 3,5% interanual en octubre, lo que significó un tropiezo en la recuperación luego de haber mostrado su primer variación positiva en septiembre. Pero el sector siguió estando dentro de los que mejor repunte vienen mostrando, ya bastante cerca del nivel prepandémico.

También el comercio mostró un buen desempeño y quedó apenas 0,7% por debajo del mismo mes del año pasado. Lo mismo para el agro, que no sufrió demasiado la pandemia, y está en una caída de solo 0,3% interanual.

La construcción mostró una buena mejora; si bien todavía estuvo 13% por debajo de los niveles del año pasado, ese número representó una mejora sustancial contra la caída de 25,6% de septiembre. Desde la consultora LCG destacaron que los dos “ganadores” de la pandemia fueron las empresas de Electricidad, gas y agua y los bancos, con variaciones positivas de 0,7% y 0,2%, respectivamente, en el acumulado anual.

Otros sectores continúan con contracciones extraordinarias. Es el caso de Hoteles y restaurantes, que continúa con una baja de 54,5% interanual; también el de Transporte y comunicaciones, con una de 20,3%; y lo mismo ocurre con las actividades culturales y espectáculos, con otra de 26,7%. La amenaza del rebrote siempre sigue firme pero, dejando eso al margen, hacia delante las nuevas aperturas sectoriales deberían colaborar a que la dinámica sectorial comience a favorecerlos.

PBI Argentina y el séptimo mes consecutivo

También, desde LCG señalaron: “Para noviembre esperamos que la actividad continúe mostrando variaciones positivas, en línea con el relajamiento de las restricciones, que permitieron pasar del ASPO al DISPO hacia fin de año. Por lo pronto, el 65% de las variables relevadas por el Índice de Difusión de LCG (13 sobre un total de 20 a esta altura del mes) mostró crecimiento mensual en términos desestacionalizados (vs. 55% en octubre)”.

Más hacia delante, la dinámica del dólar y de los contagios plantean algunas preguntas. Pero noviembre parece algo relativamente seguro: hubo variación positiva. Para Ecolatina y para ACM podría moderarse el ritmo, por el menor impacto que implican las reaperturas de sectores y por la amenaza cambiaria.

El primer dato concreto lo publicó la consultora Orlando Ferreres y Asociados: el crecimiento aceleró y fue de 2,6% mensual. Y más aun: fue la primera variación interanual positiva. Pequeña pero positiva: 0,1%.

A %d blogueros les gusta esto: