Se recompuso la cadena de pagos y el rechazo de cheques está en niveles prepandemia

La cadena de pagos de la producción, la industria y el comercio se recompuso en estos últimos meses en que la actividad económica comenzó a normalizarse, y en este marco, la proporción de cheques rechazados bajó a niveles prepandemia.

«La recuperación económica mantiene un ritmo constante en los últimos meses del año, observándose que las empresas empiezan a incrementar su producción y ventas», señalaron a Télam los economistas Emiliano Colombo y Alejandro Robba, de la Universidad Nacional de Moreno.

Indicaron que «los puentes tendidos por el gobierno nacional a través de su política económica a partir de abril, colaboraron a que la caída no fuera mayor y a adelantar la salida».

«Esta mejora en la performance económica refleja también una salida en la morosidad de muchas pymes que, por los efectos de la pandemia, habían perdido liquidez para hacer frente a sus deudas», subrayaron los analistas.

Puntualizaron que «en efecto, el índice de cheques rechazados que en abril había alcanzado un máximo del 14% del total de los emitidos, en octubre bajó sensiblemente para ubicarse en niveles pre pandemia del 3%».

Desde el banco BBVA indicaron a Télam: «Notamos una baja de los cheques rechazados que nos devuelve a los niveles cercanos a la prepandemia».

«Por otra parte, vemos también una recuperación en los demás productos que hacen a la cadena de pagos, tanto en productos de cobros como de pagos, incluyendo pagos de impuestos, lo que también nos da como referencia esta mejora en todo el sistema comercial», puntualizaron.

En la misma línea, el gerente de Empresas y Pymes de otro banco privado de primera línea confirmó a esta agencia que «los rechazos de cheques se estabilizaron hace un par de meses por debajo del 1%: de 0,75% a 0,80%», y aseguró que «la situación se muestra normalizada».

Recordó que «al principio de la pandemia hubo momentos con ratios arriba del 10%», pero destacó que «actualmente, son los números históricos».

Por su parte, el presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), Fabián Castillo., dijo a Télam que «en los primeros dos meses de la pandemia, fue el pico de cheques rechazados», y subrayó que «un empresario con un cheque rechazado no puede pedir mercadería al proveedor».

No obstante, Castillo puntualizó que «después de la apertura, vino el funcionamiento de la cadena productiva», y aseguró que «en estos meses se normalizó el sector económico y productivo, desde la materia prima, hasta la producción y la comercialización».

A su criterio «ahora hay que generar incentivo al consumo», y afirmó que «hay una menor cantidad de cheques rechazados, pese a que estamos en deuda con la venta».

«Hay un reacomodamiento del sistema. Hay menos cantidad de cheques rechazados porque aumentó el consumo contra los meses de confinamiento, pero no en su comparación interanual», sostuvo el titular de Fecoba.

En tanto, el economista de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), Sergio Chouza opinó que «estos resultados satisfactorios son producto del proceso de normalización financiera que se está verificando, gracias a la normativa del Banco Central que modificó las categorías de deudores además de diferentes medidas de alivio a empresas y familias para evitar la ruptura de cadenas de pagos en el marco de la Covid-19».

«Todo esto se enmarca en un sistema financiero que nunca perdió sus niveles de liquidez y solvencia, tanto en el segmento pesos como en dólares», afirmó Chouza a esta agencia, al tiempo que remarcó que «Argentina tiene normas macro-prudenciales muy consistentes, que son política de Estado, y le permiten estar ‘blindada’ a los eventos económicos disruptivos, como fue la crisis de este año».

Por su lado, el director de la empresa de servicios financieros UG Valores, Joaquín Marque, indicó a Télam que «la cadena de pago muestra signos de mejoras en los últimos meses, que se debe a diversos factores».

Afirmó que «por un lado las empresas empiezan a normalizar sus actividades post cuarentena, y simultáneamente los empresarios empiezan a dar cuenta de que no tiene sentido rechazar cheques cuando ya se está iniciando el periodo de recuperación económica».

«Veremos cómo impacta la eliminación de las asistencias que llevaba adelante el Gobierno y cómo responderán a las diferentes obligaciones comerciales y financieras, sumadas a las necesidades para el pago de aguinaldos del mes de diciembre», señaló el economista

Puso de relieve que «las diferentes asistencias otorgadas por el Estado fueron de gran ayuda para las pymes y permitieron sostener en gran medida, los puestos de trabajo y la cadena de pago».

Por esto estimó que «será importante a medida que las asistencias vayan reduciéndose, que las pymes encuentren en los privados, y a través de incentivos del Estado, esquemas de financiamiento a tasas baratas, que sean los cimientos de la recuperación económica que Argentina necesita».

A %d blogueros les gusta esto: