Dieciséis muertes por coronavirus en Argentina, donde los infectados suman 22.794

Dieciséis personas murieron y 774 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en el país, con lo que son 664 los fallecidos y a 22.794 los infectados desde el inicio de la pandemia, en un contexto donde el jefe de Gabinete Santiago Cafiero sostuvo hoy que la «Argentina no va a bajar los brazos y va a salir adelante» luego de la pandemia.

El Ministerio de Salud informó que del total de los casos, 985 (4,3%) son importados, 9.476 (41,6%) contactos estrechos de casos confirmados, 8.441 (37%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

En cuanto a los fallecimientos, la cartera sanitaria informó en su reporte vespertino que murieron ocho personas: cinco hombres, cuatro residentes en la provincia de Buenos Aires de 71, 85, 56 y 65 años; uno residente en la Ciudad de Buenos Aires que no registra información de su edad y tres mujeres en la provincia de Buenos Aires de 84, 69 y 73 años.

El parte matutino consignó que fallecieron siete mujeres, tres residentes en la Ciudad de Buenos Aires de 79, 82 y 88 años; una de 82 en la provincia de Chaco; una de 52 en la provincia de La Rioja y dos en la provincia de Buenos Aires de 52 y 78; y un hombre de 61 años en la provincia de Río Negro.

En tanto, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, sostuvo hoy que la «Argentina no va a bajar los brazos y va a salir adelante» luego de la pandemia de coronavirus.

«En la salida de la pandemia sería una buena oportunidad definir qué tipo de país queremos, qué tipo de responsabilidad por parte del Estado», dijo y afirmó que ese modelo de país debe centrarse en «sostenibilidad económica, social y ambiental, que son las que debemos discutir para adelante».

«Vamos a seguir avanzando en robustecer las capacidades del Estado, que sigue vigoroso, aunque el Gobierno anterior quiso desmantelarlo», expresó el funcionario al señalar que «Argentina cambió las prioridades y se busca torcer el destino de concentración de recursos en pocas manos para hacer política distributiva», sostuvo.

A partir de mañana se inicia una nueva etapa en la lucha para mitigar el avance de la pandemia, diferenciada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Gran Chaco, Gran Córdoba, Trelew y algunas ciudades de Río Negro, zonas afectadas por el crecimiento de contagios, y en el resto del país, donde los casos no se han registrado por 21 días.

Así, en la zona de AMBA, integrada por Ciudad Autónoma de Buenos Aires y conurbano bonaerense, continuará el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) en su fase 3, en tanto que en el resto de las provincias del país, que representan el 85 por ciento del territorio, pasará a la fase 5, con la modalidad de Distanciamiento Social Obligatorio, lo que permitirá la apertura de actividades con sus respectivos protocolos sanitarios.

Ante esta panorama, las escuelas rurales, -13.500 en total en Argentina- serán las primeras en recuperar las clases presenciales en todo el país, bajo estrictas medidas de prevención.

En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, se informó que algunos de los barrios populares superan hasta el 50% de índice de positividad de casos de coronavirus en relación a los hisopados, mientras que a nivel nacional ese número es de 13,8%, según los reportes diarios de la situación de la pandemia que distribuyeron hoy los gobiernos de la Nación y la ciudad de Buenos Aires.

En tanto, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, confirmó hoy que «se está trabajando» para poder retomar la actividad aérea antes de la fecha prevista hasta el momento del 1 de septiembre y que, en caso de avanzar en ese sentido, podrían volver a operar vuelos de cabotaje a partir de julio.

En el plano internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy que detectó «incrementos preocupantes» de casos de coronavirus en varios países de Medio Oriente, mientras el Reino Unido, el Estado europeo con mayor cantidad de muertes y contagios por la pandemia, registró la cifra más baja de decesos desde que rige el confinamiento.

La OMS precisó que el crecimiento de contagios en Medio Oriente se produjo tras el período el mes de Ramadán, que finalizó el 23 de mayo, y en momentos en que algunos países comenzaron a relajar las restricciones para combatir el cooronavirus.

En Europa, el Estado del Vaticano se declaró libre de coronavirus, luego de que la última persona diagnosticada en las últimas semanas diera negativo y el pequeño territorio no registre nuevos casos, importados o de trasmisión local.

En tanto, en el Reino Unido las muertes suman 40.542, 77 en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde el confinamiento impuesto el 23 de marzo.

En España, el segundo país más afectado del continente, donde 241.550 personas se infectaron y 27.136 de ellas murieron, las autoridades informaron hoy que se hicieron más de 2,9 millones de pruebas para detectar el coronavirus desde el inicio de la epidemia hasta el jueves pasado.

Italia tiene menos casos, 234.998, pero más decesos: 33.899. No obstante hubo 53 nuevos fallecidos y otros 197 contagios, y las autoridad destacaron el descenso diario en ambas cifras.

En Israel anunciaron el cierre de un centenar colegios y guarderías tras confirmar más de 300 nuevos casos de coronavirus desde el reinicio de clases hace tres semanas y entonces unos 16.000 niños y profesores deben volver a la cuarentena.

En América, el continente más afectado, con Estados Unidos y Brasil a la cabeza, la pandemia no da tregua.

Estados Unidos contabilizaba hoy 1,93 millones de casos de coronavirus y 110.047 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. Allí, el epicentro de la pandemia es el estado Nueva York, donde el gobernador Andrew Cuomo ratificó que mañana iniciará su reapertura la ciudad homónima, tal como lo hicieron en los últimos días otras áreas de la región.

En Brasil, donde decidieron retrasar la difusión diaria de estadísticas, cuya metodología fue cambiada en una medida que causó gran polémica, el gobierno reportó anoche 672.846 casos confirmados y 35.930 defunciones.

En Perú, el segundo país de América latina y el octavo en todo el mundo con más casos de coronavirus, el gobierno informó hoy que contabilizaba 196.515 contagios y 5.465 muertes.

En Chile, el tercer país latinoamericano más castigado por la pandemia, se registraron 134.150 casos -con un nuevo récord diario de 6.405- y 1.637 fallecimientos por Covid-19.

A %d blogueros les gusta esto: