Más de 500 denuncias

El Municipio de Río Grande, a través de la Secretaría de Gestión Ciudadana, viene llevando adelante, desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el COVID-19, un intenso operativo de control de precios y de abastecimiento en distintos comercios de la ciudad, a través del cual se busca proteger el bolsillo y la mesa de los riograndenses.

Para reforzar dicho sistema de control, se implementó una nueva herramienta, a través de la cual los vecinos pueden contribuir a controlar sobreprecios y desabastecimiento. La misma, desde la fecha de su habilitación, ha tenido gran repercusión, alcanzando las 516 denuncias recibidas en una semana.

Al respecto, el secretario de Gestión Ciudadana, Gonzalo Ferro, expresó que “el objetivo de implementar más herramientas de control es poder garantizar los productos de la canasta básica en la mesa de los vecinos y vecinas”, y agregó que “el intendente Martín Perez está convencido que dicha medida contribuye a la disminución del impacto económico que los aumentos de precios, durante la cuarentena, podrían producir en las economías familiares y en particular en lo referido al consumo de alimentos de primera necesidad”.

Los interesados en acceder a este nuevo ‘Canal Ciudadano de Control de Precios’, pueden hacerlo a través de un formulario cuyo link está disponible en las redes sociales del Municipio.

A %d blogueros les gusta esto: